domingo, 3 de marzo de 2013

Carta para una Madre Adolescente



Carta para una Madre Adolescente
Querida hija, te envió esta  líneas  para expresarte mi sentir. Ayer cuando por mi vecina me entero de tu embarazo, quede impactada; que triste… el Amor que tenemos los padres hacia los hijos nos vuelve ciegos. Todas tus amigas(os) ya lo sabían, los últimos en enterarnos, tus padres… Y pensar que somos los únicos que te brindaremos apoyo real. Cuando escuchamos que Venezuela ocupa el primer lugar de EMBARAZOS ADOLESCENTES en América Latina, pensamos que los estudiosos de la materia exageran y abultan las cifras, al parecer uno (1) de cada diez (10) jóvenes utiliza anticonceptivos, a pesar de conocerlos; es una situación alarmante, ¿será que como padres no estamos educando sexualmente a nuestros hijos?, ¿en la Instituciones Educativas las exposiciones y los proyectos que abordan este tema, son solo palabras arrojadas al viento?. Al parecer las Campañas Publicitarias emanadas por el Gobierno no han sido muy efectivas o no han llegado a nuestros Adolescentes. A pesar de que todo Niño, Niña y Adolescente tiene DERECHO a ser informados(as) en salud sexual y reproductiva para que asuman una maternidad y paternidad responsable, al igual que una salud sexual “sana” “voluntaria” y sin “riesgos”. (Art. 50 LOPNNA). Durante los últimos 10 años, nuestro país ha incrementado el  porcentaje de nacimientos en madres adolescentes, convirtiéndose en un problema de salud pública; que afecta no solo a la madre, sino a su hijo y en consecuencia a la sociedad.
Las complicaciones obstétricas representan la 3ra causa de muerte en mujeres de 15-19 años. El impacto emocional y social se hace evidente en la dificultad de las madres adolescentes para lograr un hogar estable para ella y sus hijos.
Imagina querida hija, que sin hijos y ninguna otra responsabilidad que no fueran los estudios… No rendías académicamente en tus asignaturas,  me pregunto ¿como te vas a enfrentar cada día a todos los síntomas de un Embarazo? si apenas tu cuerpo comenzaba a desarrollarse. Quizás no te informamos que si comenzabas prematuramente las relaciones sexuales, el Embarazo era una de las tantas situaciones y consecuencias que podías enfrentar… Porque tener un hijo no es solo un acto “genital” es un acto de madurez y responsabilidad, que se debe asumir cuando las parejas están preparadas física y emocionalmente. El permiso para tener novio, no incluía las relaciones sexuales, presionaste porque todas tus amigas tenían novio y tu eras la jovencita más “sometida” por tus padres, por no tener la mal entendida libertad de tus amigos. Ahora que nos enteramos del Embarazo, somos los culpables de tu situación. Reconocemos nuestras culpas, queriendo darte siempre lo mejor, sin exigirte mucho, complaciéndote, dejándote dormir hasta tarde, sin asignarte responsabilidades en nuestro hogar. Haciéndote creer que la vida es color rosa, y que el único esfuerzo necesario era el de tus padres… Ahora debemos recoger los frutos que sembramos contigo. Que Dios te Bendiga y te llene de fortaleza para salir adelante con tu hijo(a), ahora  por fin comenzaras a entender a tus padres.
“Toda acción trae su consecuencia… Responsabilízate por ella”.
Artículo Publicado el 18 de Mayo de 2012
Por el Diario los Andes de Mérida-Venezuela

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada